Fragmentos de diario: Marguerite Yourcenar

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Marguerite Yourcenar 

(Bruselas, 1903 – Maine, 1987)

 

 

Hoy te compartimos estos fragmentos de Fuegos (1936), un libro singular de Marguerite Yourcenar en el que el mito y el amor se entrelazan con un ardor que sentirás en tu lectura.

 

 

**

Espero que este libro no sea leído jamás.

 

**

 Existe entre nosotros algo mejor que un amor: una complicidad.

 

 

**

 Cuando estás ausente, tu figura se dilata hasta el punto de llenar el universo. Pasas al estado fluido, que es el de los fantasmas. Cuando estás presente, tu figura se condensa; alcanzas las concentraciones de los metales más pesados, del iridio, del mercurio. Muero de ese peso, cuando me cae en el corazón.

 

**

 El admirable Pablo se equivocó. (Me refiero al gran sofista y no al gran predicador.) Para todo pensamiento, para todo amor que entregado a sí mismo empieza a desfallecer, existe un reconstituyente singularmente enérgico que es TODO EL RESTO DEL MUNDO que a él se opone y que no vale tanto como él.

 

**

 Soledad. . . Yo no creo como ellos creen, no vivo como ellos viven, no amo como ellos aman… Moriré como ellos mueren.

 

**

 El alcohol desembriaga. Después de beber unos sorbitos de coñac, ya no pienso en ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.