Poesía Chilena: Jesús de la Rosa

Jesús de la Rosa

(Quilpué – Chile)

 

Escritor y critico de cine. Ha colaborado con revistas literarias de su país y en paralelo, con críticas de cine para sitios fílmicos nacionales; fue parte del jurado joven de la duodécima versión de FECICH (Festival de Cine Chileno).

 

 

Camino al paraíso 

 

«Es tiempo de sanar»

– Me dice la anciana que viaja en el autobús a mi lado,

Cansa a las aves que la miran desde esa ventana sucia, está utilizada tantas veces

que todo parece caer en los viajeros.

 

Estoy más lejos cada estación que pasa;

Partí en el amanecer cuando aún los gallos soñaban con Van Gogh

E ibamos por la niebla nazi que atraviesa esta tarde.

 

Los asesinos han regresado a casa a cenar con mamá, y es que en el trigo todo

parece estar oculto,

Más aún el arma de profunda tristeza con el que

Se mata

A las aves

(fuera)

Del autobús.

 

Pero esta anciana mira los matrimonios de hoy,

Donde la mitad de la ciudad queda sin luz,

Y sin amor.

 

Parecía que todos íbamos a la misma parada, y no estaba la felicidad conduciendo

por la carretera que me asusta.

 

Le besé las mejillas y busqué dónde era el hostal con la mejor vista al campo,

«Es tiempo de sanar»

-Volvió a decirme cuando las aves entraron a los asientos

Y lloraron de la misma forma que un niño cuando acaba la guerra.

 

 

Abre las ventanas y procura no oír el viento 

 

El aire se hace dueño del edificio,

Parece que es el tono de los críticos

Que se hace presente en esta vida;

Los tejados soportan las

Estaciones, y aquella hoja

Se dedica a ver el

Suicidio del piso doce.

Colabora la ira

 

|| El culto de los elogios ||

A una «viuda fresca» del doce;

¿A dónde irás esta noche habitual?

¿A buscar alguna apasionante

partida del lenguaje?

Hay una gotera en

Tu función de ser apacible,

Hay un plazo de 6 horas de aquí

Al silencio más cercano.

|| Cajas de balas en tu velador ||

Pero aún es una fábula

Quedar despierto a media madrugada.

|| Enciendes un cigarrillo

 Y confías más en un crítico

Que en la forma de Dios ||

El aire se hace dueño del edificio,

Ésta es la versión inevitable

De ser

Feliz.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.